Ainhoa Bilbao Lasa

Más de tres años esperando a que el PNV pase por caja en Álava via

Posted on Actualizado enn

EUSKIZOFRENIA

Álava no ha dejado de ser franquista desde la rebelión del dictador Franco, hace 75 años. Aquí sólo ha gobernado la derecha sociológica. Incluso así puede interpretarse del efímero paso de los “socialistas” por la Diputación Foral de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria. La diferencia entre el PNV, el PP y los “socialistas” de corte democristiano que gobiernan el partido desde la purga que hubo en el PSOE a comienzos de los años 80 son mínimas. ¿Objetivo? Conservar el poder a toda costa.

Que alguien me explique qué diferencias programáticas hay entre el PNV y el PP. Si acaso, una bandera. Y los “socialistas” le han cogido gusto a esto de gobernar ahora y que gobiernen sus hijos en el futuro. Saben de lo que hablo, ¿verdad?

El PNV ha llevado con mano firme las riendas de Euskizofrenia durante treinta años. Franco tuvo 40 para atar mejor las cosas. El PNV se ha topado con la codicia de sus gentes y los tribunales de justicia. Bien es cierto que desde la óptica alavesa, sería injusto meter a José Ángel Cuerda y otros insignes políticos y políticas del PNV en el mismo saco en el que han caído los militantes del partido supuestamente pringados en el escándalo levantado el 17 de marzo de 2010. Es tan intrincada la trama de presunta corrupción que ya no sabemos ni cómo llamarla: CASO DE MIGUEL, CASO MIÑANO, CASO ESPIONAJE DEL PNV…

Por si fuera poco, El PNV se ha acartonado con la irrupción de Bildu primero y Amaiur después en la escena política vasca. El PNV es más que un partido, es una forma de entender la vida, la familia, la política y los sueños de la patria anhelada. Si el objetivo de un partido nacionalista es alcanzar la independencia, al PNV le ha salido un competidor que le está echando la paja meada. Bildu ya les pasó por encima en Guipúzcoa en las elecciones de mayo. Ahora, con el refuerzo de Aralar, Amaiur puede repetir éxito. Vizcaya sigue siendo el feudo del PNV, pero ¿hasta cuando? Y en Álava el partido se hundió en medio de la vergüenza de haber criado y amamantado una red de corrupción, clientelismo y negocios sucios cuyo sumario sigue engordando en el Palacio de Justicia de Vitoria.

¿Quieren detalles? Rescato una entrada de Euskizofrenia datada en la primavera de 2010. Hoy día, hay muchos nuevos datos. Algunos nuevos nombres se han unido al sumario. Desmontar una red de supuesta corrupción es muy difícil. Que se lo digan a los jueces que condenaron a José Luis Bilbao a 8 años de inhabilitación por el caso Azpiegitura. No los cumplió y ahora es Diputado General de Bizkaia. Que se lo digan a los jueces que pillaron a los hermanos Bravo llevándoselo calentito en la Hacienda de Guipúzcoa. He aquí una lectura aproximada de la red de presunta corrupción de Álava: Sean benevolentes porque lo único que hecho ha sido copiar y pegar. Se titulaba: “ETXABURU-KATAIA: LOS SUPOSITORIOS DEL PNV”…

JON IÑAKI ETXABURU-URBANORMA CONSULTING. En esa conexión puede estar la clave que ha llevado al juez de Vitoria Roberto Ramos a imputar a 8 personas en una presunta trama de corrupción en el PNV de Álava, el “CASO SUPOSITORIO”. Jon Iñaki Etxaburu es uno de los ocho detenidos en la operación policial del Día de San Patricio. Es bilbaíno, afiliado al PNV y asiduo del batzoki vitoriano de Santa Bárbara. Está adscrito a la misma Junta Municipal del “partido-guía” a la que pertenece Iñaki Gerenabarrena, número 1 del PNV en Álava. La imagen de Gerenabarrena se hizo muy popular cuando ocupó la Consejería de Agricultura del Gobierno de Ibarretxe y no abandonó su sempiterna mochila al hombro. ¿Qué hay dentro de esa mochila?… Leer el resto de esta entrada »

Anuncios